DEBUTAN CUATRO TELESCOPIOS PARA BUSCAR EXOPLANETAS DESDE CHILE

Cuatro telescopios, dedicados a la búsqueda de planetas habitables alrededor de estrellas cercanas ultrafrías, inician con éxito sus operaciones en el Observatorio Paranal de ESO

El proyecto SPECULOOS ha realizado sus primeras observaciones en el Observatorio Paranal del Observatorio Europeo Austral, en el norte de Chile. SPECULOOS se centrará en detectar planetas del tamaño de la tierra orbitando cerca de estrellas ultrafrías y enanas marrones.

El Observatorio Sur SPECULOOS (SSO, SPECULOOS Southern Observatory) se ha instalado correctamente en el Observatorio Paranal y ha obtenido sus primeras imágenes de ingeniería y calibración, un proceso conocido como “primera luz”. Después de terminar esta fase de puesta a punto, este nuevo conjunto de telescopios buscadores de planetas iniciará sus operaciones científicas, que darán comienzo a partir de enero de 2019.

SSO es la base de un nuevo proyecto de búsqueda de exoplanetas denominado SPECULOOS (siglas de Search for habitable Planets EClipsing ULtra-cOOl Stars, búsqueda de planetas habitables eclipsantes entorno a estrellas ultrafrías) [1] y consiste en cuatro telescopios equipados con espejos primarios de un metro. Los telescopios (llamados Ío, Europa, Ganímedes y Calisto por las cuatro lunas galileanas de Júpiter), disfrutarán de condiciones prístinas de observación en Paranal, que es también hogar del buque insignia de ESO, el VLT (Very Large Telescope. Paranal proporciona un lugar casi perfecto para la astronomía, con cielos oscuros y un clima árido y estable.

Estos telescopios tienen una tarea trascendental: SPECULOOS pretende buscar planetas del tamaño de la Tierra potencialmente habitables alrededor de estrellas ultrafrías o enanas marrones, cuyas poblaciones planetarias han sido poco exploradas hasta ahora. Solo se han encontrado unos pocos exoplanetas orbitando estrellas de este tipo e incluso menos situados dentro de la zona habitable de su estrella. A pesar de que estas estrellas tenues son difíciles de observar, son abundantes (aproximadamente el 15% de las estrellas en el universo cercano). SPECULOOS está diseñado para explorar 1000 de estas estrellas, incluyendo las más cercanas, las más brillantes y las más pequeñas, en busca de planetas habitables del tamaño de la Tierra.

“SPECULOOS nos proporciona una capacidad sin precedentes de detectar planetas terrestres eclipsando algunas de nuestras estrellas vecinas más pequeñas y frías”, explica Michaël Gillon, de la Universidad de Lieja, investigador principal del proyecto SPECULOOS. “Es una oportunidad única para descubrir los detalles de estos mundos cercanos”.

SPECULOOS buscará exoplanetas mediante el método de tránsitos [2], siguiendo el ejemplo de su telescopio prototipo TRAPPIST-Sur, en el Observatorio La Silla. Este telescopio ha estado en funcionamiento desde 2011 y detectó el famoso sistema planetario TRAPPIST-1. Cuando un planeta pasa frente a su estrella, bloquea parte de luz la estrella (generando un pequeño eclipse parcial), dando como resultado un oscurecimiento sutil pero perceptible de la estrella. Los exoplanetas con estrellas anfitrionas más pequeñas bloquean más luz de su estrella durante un tránsito, lo que hace que estos eclipses periódicos sean mucho más fáciles de detectar que aquellos asociados con estrellas más grandes.

Hasta el momento, sólo una pequeña fracción de los exoplanetas detectados por este método han sido más pequeños o del tamaño de la Tierra. Sin embargo, el pequeño tamaño de las estrellas que estudiará SPECULOOS, combinado con la alta sensibilidad de sus telescopios, permite la detección de planetas en tránsito del tamaño de la Tierra situados en la zona habitable. Estos planetas serán idóneos para posteriores observaciones de seguimiento con grandes instalaciones basadas en tierra o en el espacio.

“Los telescopios están equipados con cámaras muy sensibles en el infrarrojo cercano”, explica Laetitia Delrez, del Laboratorio Cavendish (Cambridge), coinvestigadora del equipo SPECULOOS. “Esta radiación va un poco más allá de lo que los ojos humanos pueden detectar, y es la principal emisión de las tenues estrellas que va a estudiar SPECULOOS”.

Los telescopios y sus coloridas monturas fueron construidos por la empresa alemana ASTELCO y están protegidos por las cúpulas del fabricante italiano Gambato. El proyecto recibirá apoyo de los dos telescopios TRAPPIST, de 60 cm, uno instalado en Observatorio La Silla de ESO y el otro en Marruecos [3]. En su momento, el proyecto también incluirá el Observatorio Norte SPECULOOS y a SAINT-Ex, que están actualmente en construcción en Tenerife (España) y en San Pedro Mártir (México) respectivamente.

También hay potencial para una futura y emocionante colaboración con el ELT (Extremely Large Telescope), el telescopio que será el futuro buque insignia de ESO, actualmente en construcción en Cerro Armazones. El ELT será capaz de observar planetas detectados por SPECULOOS con un detalle sin precedentes -tal vez incluso analizando sus atmósferas-.

“Estos nuevos telescopios nos permitirá investigar mundos cercanos parecidos a la Tierra con un nivel de detalle que no podíamos haber imaginado hace tan sólo diez años”, concluye Buendía. “Son tiempos tremendamente emocionantes para la ciencia exoplanetaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *